Detox de otoño

¡Es otoño, aunque nos cuesta creerlo en Valencia!
Sin embargo, es más fresco por la mañana y finalmente se puede dormir . Después de los excesos de las vacaciones el otoño es la temporada de desintoxicación por excelencia.


Comparto algunas recetas sencillas:

¡La primera : el agua hervida!

El agua hervida caliente es la piedra angular de las recetas ayurvédicas . El agua se hierve y se bebe lo más caliente posible. Este agua hervida, caliente, permite:

– Prevenir los problemas digestivos

– Hace la piel flexible y fresca

– Prevenir el cansancio

– Actúa sobre el sistema nervioso, relaja y trae una sensación de satisfacción

– Refresca

Mi favorita: la infusión de jengibre, otra receta emblemática del Ayurvéda

La receta ayurvédica de la infusión de jengibre es rápida y sencilla. Esto es todo lo que necesitas:

• de cuatro a cinco rebanadas de jengibre fresco pelado

• un litro de agua

• una cacerola

Según la receta ayurvédica, hay que hervir el jengibre en rodajas con el agua en una cacerola. Después, sin tapa, dejad que todo se reduzca a la mitad y luego dejad enfriar. Personalmente, añado el jugo de medio limón que bebo en ayunas por la mañana.

La infusión de jengibre se puede tomar durante todo el día, caliente o fría. Ayuda a controlar los resfriados, tiene un efecto positivo sobre la hipersensibilidad al tiempo y ayuda a la desintoxicación y depuración del cuerpo.

Té de oro
Una bebida desintoxicante ayurvédica que aumentará tu inmunidad – ideal para calentarte en otoño e invierno.

Portiones: 1 taza grande

2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido

1 cucharadas de jugo de naranja recién exprimido

1 cucharadas de jarabe de arce

2 pizcas de pimienta de cayena

1 cucharaditas de jengibre rallado

1 cc de cúrcuma molida o rallada (preferiblemente fresca)

250 ml de agua caliente

Poner todos los ingredientes en una taza grande y dejar reposar unos minutos antes de beber (filtrar el líquido en un tamiz antes de beber si tienes demasiadas impurezas)

Leche de oro

– 275 ml de leche vegetal

– 1 cucharadita de cúrcuma en polvo

– ½ cucharadita de jengibre fresco rallado

– ½ cucharadita de cardamomo en polvo

– ¼ cucharadita de pimienta negra

– 1 cucharadita de aceite de coco

Caliente su leche con la cúrcuma, el jengibre fresco rallado, la pimienta negra molida y el aceite de coco en una cacerola. Remueve con un látigo durante cinco minutos. Saca la preparación del fuego y añade el cardamomo. Podrás añadir un poco de azúcar según tus gustos (azúcar de coco, jarabe de agave o Rapadura).

Estas dos ultimas recetas son:

– antiinflamatorio

– un analgésico natural. Contribuye a disminuir los dolores e inflamaciones crónicas o pasajeras: artrosis, artritis, lumbago, tendinitis.

–  Bomba antioxidante que lucha contra los radicales libres responsables del envejecimiento de las células y de los tejidos (como la piel).

– Es un inmunoestimulante que estimula y refuerza las defensas inmunes.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *