Dejemos circular la energía con el Yoga

¡Tener chispa, ser dinámico se volvieron sinónimos de eficacia y de éxito!

Y sin embargo, la inmensa mayoría de la gente esta falta de energía y confunden energía y estrés. Las limitaciones, el ritmo de vida moderna, la presión que se impone nos agota y acaban por quitarnos nuestra energía.

La palabra energía  viene de griego energeia “fuerza en acción”. Esta es una fuerza interior que nos estimula, es nuestra fuerza de vida. Está presente y no necesita ningún control ni esfuerzo.

En general,  lo que nos vacía más de nuestra energía son las cosas que se efectúan sin placer ni satisfacción.

La cuestión es… ¿Cómo encontrar nuestra energía? Lo ideal sería entregarse sólo a actividades que nos aportan  satisfacción y  placer. Así como es una apuesta difícil, podemos recurrir a diferentes técnicas para que sirvan para reconectar con nuestra fuerza de vida.

El Yoga ayuda a que aprendamos a ser conscientes de la energía que circula en nosotros y sepamos canalizarla. Para esto vamos primero a unirnos al soplo. Respirando,  nos conectamos a nuestra energía vital, captamos la energía del exterior y armonizamos nuestra circulación energética interior.

Las posturas nos hacen trabajar sobre los nadis (meridianos) que están como las autopistas de nuestro cuerpo que permiten a la energía circular libremente. Cuanto más fluida es la circulación, más está el cuerpo al máximo de sus capacidades.

En el Yoga hablamos de cuerpos energéticos para designar el conjunto de la energía que circula por nuestro ser. Nuestro equilibrio depende de la buena circulación de energía entre nuestros chakras. Cuando estamos apaciguados, nuestros órganos son convenientemente alimentados de energía. Cuando estamos estresados, la energía se encuentra bloqueada.

Practicando el yoga en conciencia, armonizamos nuestro cuerpo, nuestro espíritu y nuestras emociones. Esto es de la armonía que emana nuestra energía vital.

Pero ninguna técnica jamás reemplazará el hecho de estar en coherencia con nosotros  y de vivir según nuestras aspiraciones profundas y nuestros valores para sentirnos vivos y llenos de energía.

Les deseo unas vacaciones  llenas de energía

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *